Un Templo de Faraones en Madrid …

Debod

En el Parque del Cuartel de la Montaña el 20 de Julio de 1972 se inaugura el Templo de Debod, este procede de una zona desértica de la Baja Nubia, al sur de Egipto, cerca de la Primera Catarata del Nilo, a unos 15 kilómetros de la región de la Baja Nubia, hoy en día en gran parte sumergida bajo las aguas de la Presa de Asuán. Las excavaciones arqueológicas nos han mostrado que en la zona de Debod había un pequeño poblamiento antiguo que creció en época greco-romana gracias a la construcción del templo. Como la zona de Debod estaba en el camino entre el norte de Egipto y el interior de África, y estaba cerca de algunos importantes santuarios religiosos, se convirtió en un habitual lugar de paso.

Debod 2Nubia es el nombre con el que, desde la Edad Media, se conoce a la región central de Nilo entre Asuán y  Jartum. A diferencia del amplio y fértil valle egipcio, el nubio es estrecho y de escarpadas orillas, lo que no facilita su explotación agraria y ganadera, salvo en unas pocas zonas. Fueron otros, por tanto, los valiosos recursos que pronto despertaron el interés de los monarcas egipcios: el cobre, las piedras duras, las piedras semipreciosas y, sobre todo, el oro.

Nubia se divide en dos grandes zonas geográficas y culturales. Al norte, entre las dos primeras cataratas se extiende la Baja Nubia, controlada por Egipto desde las primeras dinastías y colonizada en el Imperio Nuevo. La Alta Nubia, desde la segunda hasta la sexta catarata, fue cuna de dos grandes estados: el reino de Kerma, conquistado por Egipto en el 1500 antes de Cristo, y el Reino de Kush, conquistador a su vez de Egipto entre el 728 y el 662 antes de Cristo, durante lo que fue la XXV dinastía.

En siglo VI a. C., los ejércitos egipcios penetraron en la Alta Nubia, destruyendo la ciudad de Napata, capital de Kush. La monarquía kushita se trasladó entonces al sur, a Meroe, en la 5º catarata. A pesar de estas derrotas, los reyes meroitas siguieron considerándose los verdaderos herederos de la monarquía egipcia.

La ciudad de Debod se encontraba en la frontera norte de la Baja Nubia, a muy pocos kilómetros de Filé y Elefantina. En el Imperio Nuevo debió de existir allí un pequeño santuario dedicado a Amón, del que sólo han quedado dos fragmentos de un sillar con el nombre del faraón Seti II. Quizá el nombre egipcio de este monumeno: “ta hut”, la residencia, sea el origen del nombre de la villa: “la ciudad del templo”.

A principios del siglo II antes de Cristo,  el rey Adijalamani de Meroe construyó sobre los restos de ese antiguo templo una pequeña capilla dedicada a los dioses Amón de Debod e Isis de Filé.  Adijalamani, como años antes había hecho su predecesor Arqamani, aprovechó la rebelión del sur de Egipto contra Ptolomeo IV y V, para extender su control político hasta la Baja Nubia y ayudar a los rebeldes tebanos. Arqamani y Adijalamani construyeron varios templos y dedicaron monumentos en varias localidades de la Baja Nubia, incluida la isla de Filé.

Capilla DebodLa capilla construida por Adijalamani forma el núcleo original del templo de Debod. Sus paredes, decoradas con relieves, muestran a este rey meroita caracterizado como un faraón egipcio mientras realiza ofrendas a los dioses egipcios.

Antiguamente, la capilla presentaba un aspecto muy distinto al actual, ya que sus paredes y techo estaban decorados con brillantes colores. Los restos de pintura se perdieron definitivamente  a principios del siglo XX, tras su larga inmersión bajo las aguas del lago de Asuán.

Posteriormente, distintos reyes de la dinastía ptolemaica construyeron nuevas estancias alrededor de aquella, y fueron añadidos el santuario con sus altares (naos), las grandes puertas monumentales (pilonos), y las estancias para el culto y el mantenimiento del, que Egipto cede a España por la salvación de los templos de Nubia.

Sofocada la revuelta en el sur de Egipto, Ptolomeo VI y su sucesor Ptolomeo VIII retomaron el control de la Baja Nubia. En Debod, estos monarcas ampliaron el primitivo santuario construido por Adijalamani, dotándolo de nuevas capillas, una terraza y un pilono. La simple capilla original había dado paso a un pequeño, pero completo templo egipcio. Ptolomeo VIII consagró allí un sagrario monolítico para guardar una estatua de la diosa Isis, completado después por otro dedicado a Amón de Debod, ofrendado por Ptolomeo XII. De los dos, sólo el segundo se conserva hoy en su capilla, pues el primero desapareció durante el siglo XIX.

Roma conquistó Egipto en el año 30 antes de Cristo, tras la victoria del fututo emperador Augusto sobre Marco Antonio y la reina Cleopatra. En el sur, las legiones romanas continuaron guerreando diez años contra el reino de Meroe, hasta que la firma de un tratado de paz estableció unas fronteras estables entre ambos reinos. Muy pocos años después, el vestíbulo y la fachada principal del Templo de Debod fueron decorados con escenas en las que aparece representado Augusto. También en época romana se construyeron un tercer pilono, una vía procesional y un embarcadero, así como una capilla, que se ha interpretado como un mammisi, lugar donde se realizaban los ritos del nacimiento del dios niño.

RepresentacionesEn el año 635, los templos de Filé fueron clausurados al culto pagano y los pequeños templos de la Baja Nubia vinculados a la diosa Isis, entre ellos Debod, cerrados y abandonados. Egipto y Nubia desaparecieron para el mundo occidental durante más de mil años, hasta que en el siglo XIX viajeros y aventureros redescubrieron para Europa sus antiguos monumentos.

Desde que nos llegó su primera descripción en detalle, en 1737, las referencias a él de los viajeros que cruzaban el Nilo fueron constantes. En 1907, la construcción de la presa de Asuán hizo que el templo fuera engullido por el río nueve meses al año y las obras de otra presa en los años 60 supuso un peligro definitivo de inmersión. Este hecho motivó su traslado y el de otros importantes restos unos metros hacia el interior. Así, en 1959 un equipo español al mando del profesor Martin Almagro, colaboró en el despiece del templo de Abu Simbel. El Gobierno egipcio decidió entonces donar a los países que habían participado en aquella monumental campaña cinco templos, entre ellos el de Debod. Para su adjudicación, la UNESCO había establecido que el templo debía exhibirse en museos o en centros científicos públicos, que se asegurara su conservación y que se creara un adecuado ambiente arqueológico. A pesar de que la aportación económica de otros países, como Holanda, Francia o Estados Unidos, había sido mucho mayor y que las condiciones de la UNESCO nunca fueron respetadas, la petición española fue elegida en 1968 y el templo llevado por partes desde su ubicación hasta Madrid unos años después culminando su reconstrucción el 20 de Julio de 1972.

El Templo de Debod fue uno de los primeros en ser rescatado. Trasladado primero a Elefantina, hasta se cesión a España.

El templo fue desmontado, numerándose sus sillares, trasladado en barco hasta el puerto de Valencia, y después en cajas en camiones a Madrid, donde fue reconstruido en su emplazamiento actual, solar del antiguo Cuartel de la Montaña de Príncipe Pío, dentro de un proyecto paisajístico con un estanque con agua que representa simbólicamente el río Nilo bañado por la luz de unas espectaculares puestas de sol. El Templo de Debod fue abierto al público como museo en 1972.

El alcalde Arias Navarro invita a los embajadores de Egipto, Argelia y Arabia Saudi, a visitar la inauguración. El Museo Arqueológico Nacional ( MAN ) se ha visto enriquecido con 3000 piezas, procedentes de las excavaciones para su cesión, que permiten un mejor conocimiento del arte y costumbre de las costumbre del Nilo.

Debod 3Padeció graves deterioros en los últimos siglos y sin embargo son muy importantes las partes conservadas y traídas a Madrid. En su nueva ubicación en el parque, se tuvo en cuenta la orientación original y ante una lamina de agua, ha sido colocado el monumento formado por dos pilonos y el templo en cuyo interior hay un vestíbulo y dos capillas; la central fue construida en el mismo Azakhera-mon. Los bajorrelieves y jeroglíficos en los que se describen las ofrendas a los dioses se conservan tal como se encontraron en Egipto gracias a la magnífica labor de arqueólogos y los métodos de conservación que estos aunaron junto con el personal de MAN.

8 de Julio de 1851 …

Nace en Nash Mills – Reino Unido Arthur John Evans, arqueólogo británico, que en la colina de Kefala descubrirá el bello Palacio de Cnosos, destruido por un terremoto en siglo XVIII a.C. y eminente ciudad de la civilización minoica, que alcanzó su máximo esplendor en el segundo milenio antes de Cristo en la isla mediterránea de Creta.

 

Sir Arthur Evans fue el hijo del famoso prehistoriador Sir John Evans. Educado en Harrow y Oxford 1870-1874, viajó a través de Europa durante muchos años.Visitó los Balcanes en 1871 y 1872 y Escandinavia en 1873. En 1875 pasó algunos meses de estudio en la Universidad de Gotinga antes de visitar Bosnia y Herzegovina. 1436304158845424682Él era un partidario decidido de la libertad eslava y la creación de una Yugoslavia independiente. En 1877 regresó a Dalmacia como corresponsal del Manchester Guardian.
Se casó con Margaret Freeman (1848-1893) en 1878 y se instaló en Ragusa. En 1882, el apoyo abierto de Evans de la causa eslava nacionalista llevó a su encarcelamiento y posterior deportación por las autoridades austriacas. Evans y Margaret volvió a Oxford en 1882/1883.
Creció en Nash Mills, Hemel Hempstead. Durante su keepership (responsabilidad de la preservación) en Oxford que originalmente se quedó con su esposa Margaret en 33 Holywell Street y desde 1894 hasta su muerte a Youlbury en la colina de Jabalí cerca de Abingdon.
En 1884, Arthur fue nombrado Guardián del Museo Ashmolean. Durante sus 25 años keepership transformó el Ashmolean en un museo arqueológico de importancia internacional y una institución de investigación de primer nivel. Aumentó las colecciones arqueológicas del Museo enormemente, la compra de unos 2.000 objetos de un año. En 1894 se trasladó las colecciones de Broad Street (hoy el Museo de Historia de la Ciencia) a Beaumont una calle detrás de las Galerías de la Universidad (apoyados financieramente por Charles Drury Fortnum). En 1908, las dos instituciones se fusionaron oficialmente el fin de crear el Museo Ashmolean de Arte y Arqueología. Evans se retiró después de la fusión con el fin de dar paso a la institución recién fusionada y fue sucedido por David Hogarth.
Aparte de su trabajo en el Museo, Evans viajó más lejos en el este de los Balcanes, Grecia e Italia. También visitó el norte de África con John Myres. Fue un pionero en la identificación de los sitios de las ciudades romanas y carreteras de Bosnia y de la región de Macedonia. Se asigna el sistema calzada romana y llevó a cabo excavaciones modestos en los Balcanes, por ejemplo Risan en Montenegro. Viajó en el Cáucaso y Crimea, pero a partir de 1893 en adelante sus intereses pasó a Grecia y especialmente Creta.
Entre 1894 y 1899 viajó extensamente en Creta en busca de pruebas para la escritura pre-alfabética en el Egeo – una búsqueda que llevó a la identificación de los tres sistemas de escritura que Evans llamó cretense jeroglífica, Lineal A y Lineal B. A partir de 1900 y hasta 1931 llevó a cabo excavaciones en Knossos, sacando a la luz el mayor sitio de palacio conocido hasta la fecha en el Egeo y la adición de un nuevo capítulo en la historia de la arqueología y el arte del Mediterráneo.
Un escritor prolífico, con un gran dominio de varios idiomas extranjeros, su legado sigue vivo en las restauraciones extensas y controvertidas en el palacio de Knossos y en el Palacio voluminosa de Minos, un compendio de Minoan arqueología que encapsulan la visión de Evans, de la Edad del Bronce de Creta (no es una publicación adecuada arqueológica para los estándares modernos).
Durante su larga vida, 64695815Evans organizó exposiciones, dio varias conferencias públicas, incluidas las conferencias Ilchester en 1884 en Oxford y las conferencias Rhind en 1895 en Edimburgo, y fue uno de los pioneros y mecenas del movimiento muchacho de exploración en el Reino Unido. Evans también fue miembro fundador de la Escuela Británica de Atenas en 1886 y de la Academia Británica en 1902 (establecido en 1909 y recibió su carta real en 1902).
Un liberal ardiente, Evans era políticamente activo durante toda su vida. Apoyó firmemente la creación de una “monarquía Sur eslava construido fuera de Austria y los Balcanes ‘y la independencia de Checoslovaquia. En sus excavaciones empleó tanto cristianos como musulmanes cretenses, en un momento en Creta era un estado autónomo. Él escribió extensamente sobre los Balcanes meridionales, y especialmente Iliria.
Arthur Evans también estaba interesado en monedas y prehistoria europea, claramente influenciado por su padre. Se las arregló para convencer a la Biblioteca Bodleian para mover la colección de monedas del Ashmolean en 1922. Se excavó sitios alrededor de Oxford y más allá, por ejemplo, la villa romana en Frilford, cerca de Oxford, y el fallecido cementerio Campos de Urnas celta en Aylesford en Kent y fue uno de los primeros arqueólogos de campo de Oxford.
En 1901 fue elegido miembro de la Royal Society y en 1936 recibió la prestigiosa medalla Copley, entre las muchas otras distinciones académicas y científicas.
Durante la Primera Guerra Mundial, fue presidente de la Sociedad de Anticuarios 1914-1919, y de la Asociación Británica 1916-1919, y como fideicomisario del Museo Británico ayudó en 1918, para rescatar a esa institución de la Junta de Aire, y acelerar su rehabilitación.Arthur Evans murió en 1941 a la edad de 90. Evans era de pequeña construcción, fornido, de gran fuerza y resistencia. No tuvo hijos. Su riqueza se calcula que era de unos 182.460 14£.
Tras la muerte de Evans, sus colecciones arqueológicas se legaron al Ashmolean. Así fue el material de archivo, sobre todo la relativa a su trabajo en el Ashmolean y su trabajo arqueológico en Grecia y más allá. Los documentos fueron ordenados originalmente por Dame Joan Evans. El depósito inicial de papeles era parte de la “Sir Arthur Evans legado ” presentado al Ashmolean por Dame Joan Evans en 1941.
El resto de las ponencias fueron legadas gran parte a su sobrino John Dickinson Evans, hijo de Lewis Evans, que a su vez les pasó a su propio hijo. Este hijo se casó con Barbara Evans y sobre la muerte de su marido ella pasó los papeles a su hermano Arthur L. Evans Esq. de Sudáfrica. Aparte de estos documentos, una pequeña selección también estaba en posesión de la hija de John Evans ‘Joan. Ella legó sus papeles al Museo Ashmolean, sino que fueron recogidos por Arthur L. Evans y llevado de vuelta a Sudáfrica. En 1985 Arthur L. Evans hizo un regalo formal de todos los restantes papeles al Museo Ashmolean.
El Ashmolean, en representación de la Universidad de Oxford, tiene la propiedad intelectual en todo el material inédito de Evans, que dono en 1941 como voluntad a su fallecimiento. Derechos de autor en el material inédito que llegó al Museo de Arthur L. Evans (sobrino-nieto de Evans en Sudáfrica) a principios del decenio de 1980 fue asignado explícitamente al Museo Ashmolean en el momento. El Mackenzie, Fyfe y cuadernos de Doll se produjeron mientras que sus autores eran empleados de Evans en Cnosos y los derechos de autor en estos también pertenecían a Evans (llegaron al Museo a través de la misma fuente).Todo el otro material de archivo ha sido donado por escritura de donación y es propiedad Ashmolean.

http://www3.ubu.es/ceu/?page_id=8900 La documentación gráfica en arqueología (1ª edición)

La documentación gráfica en arqueología (1ª edición)

Gran parte de la historia del patrimonio esta en los documentos de registro arqueológico, sin estos datos perdemos el legado, os animamos a formar parte de este patrimonio y de sus documentos.

Hasta el viernes 21 de Noviembre tenis tiempo para ocupar las plazas vacantes para el curso “La documentación gráfica en arqueología”

La excavación arqueológica es un complejo proceso que va más allá de la exhumación de tierras, objetos y estructuras arqueológicas. Una parte fundamental de dicho proceso es la documentación del registro arqueológico y más concretamente la documentación gráfica del mismo.

Os presentamos la primera edición del curso “La documentación gráfica en arqueología”, en el cual el alumno podrá adquirir los conocimientos básicos para realizar una correcta documentación gráfica de carácter científico, partiendo de las técnicas tradicionales del dibujo a mano de piezas arqueológicas hasta su digitalización con software libre (blender, inskape…) o las últimas técnicas de fotogrametría enfocadas a la documentación del registro arqueológico…

Del mismo modo el alumno aprenderá las destrezas básicas de la fotografía digital aplicada a la documentación del Patrimonio Arqueológico.

Desde el siguiente enlace podréis acceder al formulario de matriculación y a toda la información que necesitáis así como los contactos para que resolváis vuestras dudas.

 LA DOCUMENTACIÓN GRÁFICA EN LA ARQUEOLOGÍA ( 1º EDICIÓN )

Nos vemos entre las letras de nuestro legado de la mano de

Adrián Carretón, Licenciàdo en Historia y Máster en profesorado de secundaria y bachiller especialidad Ciencias Sociales.

 

Avanzamos con “Adrián Carretón” y “Arqueoblog” Letras con nombre propio …

La UNESCO. La Institución del Patrimonio Cultural

unescoSi una institución representa la defensa del Patrimonio cultural, esa es la UNESCO. Seguro que la mayoría hemos oído hablar de esta institución alguna vez pero apuesto a que muchos no sabrán exactamente lo que hace.  ¿Qué es? ¿Quién la forma? ¿Cuál es su labor? ¿Tiene autoridad para actuar en el mundo?

 Historia de la UNESCO

Tras la II Guerra Mundial, los principales estados que estuvieron en conflicto, vieron la necesidad de establecer unas iniciativas comunes para evitar desastres como los que provocó la Gran Guerra. A raíz de esta iniciativa, en 1945 se creó la UNESCO (United Nations for Education, Science and Culture Organization) como institución paralela a la ONU. En su nacimiento trataba de promocionar, basándose en la Declaración de los Derechos Humanos, la educación, la ciencia y la cultura y dar respuesta a las necesidades de defensa del Patrimonio Mundial de la Humanidad, mucho del cual se destruyó durante la Guerra. Desde que en 1945 se reunieran cerca de unos 40 países para buscar soluciones a laorganización patrimonio cultural situación educativa y de la infancia tras la Guerra Mundial, la UNESCO ha ido aumentando su número de socios y desarrollando sus iniciativas a lo largo y ancho del mundo a través de la propia financiación de los países miembros y de las donaciones u/y otras subvenciones.

 Qué hace la UNESCO

En su declaración inaugural la UNESCO se describe como una organización internacional “para contribuir en la consolidación de la paz, la…. 

Sigue leyendo ….

 

 

http://arqueoblog.com/ Las ciudades de Pompeya y Herculano vueltas de nuevo a la vida

“Adrián Carretón” y “Arqueoblog” Letras con nombre propio …

 

Las ciudades de Pompeya y Herculano vueltas de nuevo a la vida

Pompeya

¿Te imaginas poder viajar con una máquina del tiempo a una ciudad antigua? Poder caminar por sus calles, observar sus casas, sentarse en sus edificios de entretenimiento, disfrutar de su arquitectura, apreciar sus frescos, sus pinturas. No estaría nada mal ¿verdad? Pero no. No te voy a ofrecer viajar en una máquina del tiempo al estilo de la novela Caballo de Troya. Lo siento.

Lo que sí te voy a ofrecer es adentrarte en una ciudad antigua donde el tiempo se paró hace casi dos mil años Pmpeya y Ercolanopara deleite nuestro al ser sepultada por un desastre natural. Probablemente te imagines de qué ciudad te estoy hablando. No es otra que Pompeya, que en el año 79 d.c fue víctima de la furia de Vulcano quien encendió el volcán del monte Vesubio en cuyas laderas descansaban esta gran urbe, ocupada en aquel instante por¡20.000 habitantes!

Cuando te acercas en tren con su traqueteo desde Nápoles no se aprecia nada llamativo salvo el enorme Volcán, rodeado de praderas y zonas de cultivo poco pobladas. Incluso cuando llegas al destino, no ves por ningún lado rastro de edificios antiguos. Unas cuantas modernas y pequeñas casitas junto a la estación llenas de souvenirs que hacen referencia a la antigua ciudad te indican que no te has equivocado de parada. Pero a apenas unos metros de la estación de tren, te encuentras con la entrada. Nada particular.

 Sin embargo, cuando entras…….. http://arqueoblog.com/

Os invito a conocer a  Adrian Carreton historiador y arqueólogo; que ama la Historia y la Arqueología y por eso con humildad e ilusión, nos trasmite sus inquietudes, experiencia y conocimientos disfrutando el camino, a cada paso. Dando un paso mas hacia nuestro legado para que no caiga en el olvido.