17 de enero de 1287 …

La conquista de Menorca por Alfonso III

Las relaciones del estado feudatario musulmán de Menorca con sus dominadores cristianos fueron pacíficas durante el gobierno de Abu Utman, pero esta situación se inmutó súbitamente poco después de sucederle su hijo Abu Omar. En 1282 Pere III de Aragón, deseoso de hostilizar las ciudades de Alcoll, Bugía, Bona y otras del norte de África, hizo escala en el puerto de Maó con una gran flota de 120 velas. Las autoridades moras de la isla le colmaron de agasajos y muestras de sumisión, pero el referido almojarife mandó secretamente aviso al señor de Alcoll de las intenciones bélicas del rey aragonés; las ciudades africanas estuvieron prevenidas y la expedición de Pere III fracasó. Hay que tener en cuenta sin embargo que la actuación del almojarife no puede calificarse de deslealtad y traición porque Menorca no era precisamente tributaria de Pere III, sino de su hermano Jaume II de Mallorca, que estaban enemistados entre sí.

Las discusiones y luchas entre los monarcas de Aragón y Mallorca y la necesidad de encauzar las energías y aplacar los ánimos exaltados de la nobleza fueron los principales determinantes de la conquista de Menorca.
Alfons III, hijo y sucesor de Pere III, después de haber arrebatado a su tío la isla de Mallorca, estando en Huesca en octubre de 1286 hizo un llamamiento a sus súbditos, convocándoles para emprender la conquista de la Balear menor.
La expedición compuesta de unos efectivos desmesurados, veinte mil hombres en más de cien naves catalanas, aragonesas y sicilianas, salió de Salou el 22 de Noviembre, dirigiéndose a Mallorca, en donde permaneció hasta después de Navidad en que tomó rumbo a Menorca.
Una tempestad dispersó la escuadra cuando se hallaba a la altura del cabo de Artrutx, pero una parte de ella logró reagruparse en Portopetro y entrar finalmente en el puerto de Maó, en el que ocuparon uno de sus islotes, llamado después Illa del Rei.

El 17 de Enero de 1287 desembarcó el monarca con su ejército y en las inmediaciones del puerto, concretamente en el “Pla des Vergers” y luego en la pequeña sierra de “Biniaixa” hubo una gran batalla entre los cristianos catalanes y los moros menorquines. El rey peleó valerosamente al frente de los suyos hasta vencer a los que habían traicionado a su padre. Se apoderó del castillo y pueblo de Maó, mientras que los moros vencidos se habían retirado al castillo roquero de “Sent Agáyz” (Santa Águeda).

Capitulaciones de Sent Agáyz.

Después de unos escasos días de descanso, el animoso Alfonso III cabalgó de nuevo al frente de sus tropas para tomar posesión de toda la isla, bajo la inclemencia del frío y caminos encharcados. Llegando a las cercanías del castillo de Sent Agáyz, el almojarife mandó bajar al encuentro de los vencedores a cuatro moros notables, los señores de Binodofá, de Binimodén, de Binicodrell y de Binimoama, para rendir al rey aragonés aquella fortaleza y toda Menorca. Era el 21 de enero de 1287.

Las capitulaciones de rendición eran duras. No sólo quedaban todos los castillos y poblaciones de Menorca propiedad absoluta del rey de Aragón, sino también los mismos musulmanes, que permanecían esclavos si no pagaban un rescate de siete doblas y media por persona, pero sus fincas, alhajas, mobiliario y demás cosas de su pertenencia quedaban en poder de los vencedores. Sólo se exceptuaba al almojarife que, con 200 personas entre familiares y allegados, serían llevados libres, a cuenta del rey a Berbería.

Estancia de Alfons III en Ciutadella.

El día siguiente de las capitulaciones (22 de enero) el joven monarca entraba al frente de sus tropas victoriosas en la antigua “Medina-Minurka”, Ciutadella. El monarca residió en el que había sido palacio del almojarife, y que desde entonces se denominó Real Alcázar.

Durante sus cuarenta y cinco días de permanencia en la entonces capital menorquina, no permaneció ocioso el joven y activo rey. El rey Alfons III ordenó la conservación de los castillos de Santa Águeda y de Maó y el refuerzo de las defensas de Ciutadella.

Además, para la defensa de la isla, repartió las tierras según el sistema feudal de la época, entre los guerreros que más se habían distinguido en la conquista o sencillamente entre los primeros que se lo solicitaban, ya que el joven rey, conocido por la historia con el sobrenombre de Liberal, “nunca dio repulsa a cualquier persona que le pidiera”

Anuncios

22 de Julio de 1894 …

Concluye en Ruan – Franci, la primera carrera automovilística del mundo, que se inició el día 18 en París. El primero en cruzar la meta es el conde Jules de Dion.
automovilismo

El 22 de julio de 1894, entre las localidades francesas de París y Rouen, se llevó a cabo la primera carrera automovilística de la historia. Un total de 21 hombres se colocaron en la parrilla de salida en una competición convocada por el diario Le Petit Journal.

El 22 de julio de 1894, entre las localidades francesas de París y Rouen, se llevó a cabo la primera carrera automovilística de la historia. Un total de 21 hombres se colocaron en la parrilla de salida en una competición convocada por el diario Le Petit Journal.

El ganador de aquella prueba de 126 kilómetros fue el marqués de Dion y su mecánico, George Bouton, que ganaron la prueba con un motor de vapor, a pesar de que la mayoría de los autos que tomaron la salida funcionaban a base de gasolina. La velocidad promedio de los coches era de 20 kilómetros por hora.

Francia se convirtió en el principal promotor de este tipo de carreras al organizar también el primer campeonato internacional, la Copa Gordon Bennett, y el primer Gran Premio en 1906 entre Le Mans, La Ferté-Bernard y Saint Calais, cuando empezaban a aparecer reconocidas marcas como Renault, Fiat o Mercedes-Benz.

El 12 de febrero de 1908 se realizó la primera carrera automovilística internacional (Nueva York-París), donde el norteamericano Thomas ‘Flyer’ fue el flamante ganador tras llegar a la meta el 30 de julio, tras recorrer 21.470 kilómetros.

Poco tiempo después Norteamérica se convertiría en potencia automovilística cuando en 1909 se construyó el mítico circuito de Indianápolis de 4.023 metros de largo. Con el tiempo, además, las competiciones se profesionalizaron gracias al desarrollo técnico de los autos y la mayor capacitación de los pilotos.

De esta evolución surgió en 1923 la carrera de las 24 horas de Le Mans y en 1950 la competición mundial de pilotos de Fórmula 1. Legendarias marcas como Ferrari, Renault y Mercedes y corredores legendarios como el argentino Juan Manuel Fangio, el brasileño Ayrton Senna y el alemán Michael Schumacher han contribuido al auge del automovilismo deportivo actual.

21 de Julio de 1588 …

La Armada Invencible, flota española, se ve sorprendida por tormentas al rodear las islas Británicas por el norte, donde pierde la mitad de sus efectivos. El resto quedará dispersado y regresará a España en continuo goteo entre septiembre y octubre.
Armada-Invencible1

16 de Julio de 1212 …

En Jaén, España, tiene lugar la Batalla de las Navas de Tolosa, entre tropas cristianas y almohades que se saldará con la victoria cristiana a pesar de estar en inferioridad numérica (70.000 soldados frente a 135.000) y en desventaja geoestratégica. Tras esta importante victoria, el poder musulmán en la Península Ibérica comenzará su declive definitivo y la Reconquista tomará un nuevo impulso que producirá, en los siguientes cuarenta años, un avance significativo de los reinos cristianos, que conquistarán casi todos los territorios del sur bajo poder musulmán. Tras la batalla, el número de bajas almohades se cifrará en unos 115.000 por tan sólo 11.000 cristianos.
 batalla-navas-de-tolosa_02

La batalla de las Navas de Tolosa marcó un antes y un después en la historia de España. En el norte de Jaén se vivió un encarnizado combate entre las tropas cristianas y los musulmanes. Todo iba bien para los moros, pero algo decantó la balanza definitivamente hacia el lado cristiano… ¿El qué?

Navas de Tolosa es un municipio jienense situado a unas pocas decenas de kilómetros de Bailén que esconde un tesoro histórico esencial. Hace cientos de años, justo antes de 1212, no pasaba de ser un pueblo musulmán más dentro de la actual Andalucía, sin embargo, el 16 de julio de ese año, se escribió una página importantísima en la historia de España.

Más de 100.000 moros esperaban a lomos de sus caballos la llegada de las tropas cristianas que no superaban los 70.000 hombres, y eso que a última hora se les sumaron 8.000 navarros llegados desde el norte. Y el 16 de julio comenzó la batalla. Los musulmanes arrancaron impetuosos y la balanza se inclinó hacia el lado moruno, sin embargo, un hecho cambió la historia. Los soldados andaluces que formaban parte del contingente musulmán abandonaron la batalla como muestra de desagrado por el trato que los almohades daban a los suyos. Con la desbandada andaluza llegó el pánico del resto de luchadores que pasaron de ser los vencedores a caer finalmente vencidos.

A partir de esta importante batalla librada en el norte de Jaén, el retroceso de los musulmanes fue lento pero inexorable hasta que, en 1492 se completara finalmente la Reconquista. Cientos de personas murieron en la batalla de las Navas de Tolosa y ahora, 800 años más tarde, sabemos con certeza que ese lunes 16 de julio tuvo lugar una de las páginas decisivas de la historia de nuestro país. De hecho en Despeñaperros existe un museo dedicado a esta batalla que evoca esta contienda decisiva y, como explican desde el propio centro, “el museo invita al visitante a profundizar en el debate de la multiculturalidad y el diálogo entre civilizaciones, desde una reflexión crítica sobre los conflictos que vivimos en la actualidad y como una pequeña aportación a la cultura de la paz”. Jaén ofrece al visitante una oportunidad de descubrir una sangrienta y esencial página de la historia de España a través de distintos elementos de la misma: textos, cascos y armaduras, representaciones, …Navas 1

En 1212 las tropas cristianas, lideradas por Alfonso VIII, se alzaban con la victoria frente a las huestes almohades en la batalla de las Navas de Tolosa (Santa Elena, Jaén). Ocho siglos después de la contienda, muy próximo al lugar donde se desarrollaron los acontecimientos, se alza el Museo dedicado a esta batalla, la más importante de la conquista cristiana de Al-Andalus, que supuso el inicio del declive del poder del imperio almohade.

Desde la torre-mirador del Museo se divisa el campo de batalla. Lo que hoy es un bello paisaje de encinas y pinares, hace poco más de 800 años fue escenario de una de las batallas más cruentas de la historia. En liza, la lucha por hacer prevalecer una cultura y, especialmente, una religión: la espada frente al alfanje, la cruz frente a la media luna. La de las Navas de Tolosa es considerada como una de las batallas determinantes de la historia española. En este centro de interpretación, el visitante podrá, precisamente, conocer las claves de un enfrentamiento que marca el principio del fin del dominio musulmán en la península. A partir de las Navas, Al-Andalus se resquebraja, comienzan a proliferar los reinos de taifas y, con ello, el avance cristiano cobra nuevo impulso.

Abierto en 2009, el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa se sitúa a las afueras del municipio jiennense de Santa Elena. Basta con tomar la salida 257 de la Autovía de Andalucía y nos encontraremos con estas modernas instalaciones, de cuidado diseño y dotadas con las últimas técnicas museísticas. Todo en ellas está orientado a explicar de manera didáctica, original e interactiva lo ocurrido en el año 1212 por lo que, mediante modernas escenografías, audiovisuales, paneles y expositores… el visitante podrá conocer todos los aspectos que rodearon la batalla: la indumentaria, las armas, los campamentos y las caravanas y, por supuesto, el desarrollo en sí de la contienda. Todo, eso sí, argumentado con un enfoque en el que prima la intención de provocar una reflexión sobre la paz y la necesidad de fomentar una cultura del diálogo y del respeto a la multiculturalidad.

El Museo ofrece recorridos guiados por la exposición, comentada e interpretada por guías expertos en la batalla, así como visitas especiales para grupos de escolares. Además, su oferta complementaria incluye también otras actividades al aire libre que acrecientan el atractivo de la visita. Es el caso de las rutas de senderismo, bien por el propio campo de batalla (9 kilómetros de recorrido, tres horas de duración, baja dificultad) o bien por el Parque Natural de Despeñaperros, siguiendo diferentes senderos que recorren la sierra y en las que podremos apreciar la rica flora y fauna de la zona. En algunos casos, estos caminos nos llevarán hasta otros lugares de especial interés como el castillo de Castro Ferral, el Puerto del Muladar (4 horas de recorrido, dificultad media-baja), a ver restos originales de una calzada romana conocida como “el empedraillo” o un santuario ibérico como la Cueva de los Muñecos.

La batalla

Considerada una de las contiendas más importantes de la conquista de Al-Andalus, la de las Navas de Tolosa era, en principio, otra más de las batallas impulsadas por el reino de Castilla con el fin de seguir arañando territorios al antaño próspero imperio musulmán. Sin embargo, dos hechos dieron bríos añadidos a los planes cristianos. El rey Alfonso VIII logra que el Papa Inocencio III declare Cruzada esta campaña contra los almohades. De este modo, consigue que a sus tropas se sumen cruzados de toda Europa y caballeros de las diferentes órdenes militares. Pero es que, además, la necesidad de hacer un frente común ante los árabes hace que los diferentes reinos cristianos olviden sus conflictos territoriales y aragoneses y navarros se unen para respaldar al rey castellano.

NavasDeTolosaMonumentFrente a ellos, las tropas almohades, capitaneadas por el califa Al-Nasir, cuyos planes no sólo incluían afianzar y ampliar el dominio árabe a toda España, sino llegar, incluso, hasta la misma Roma. Las diferencias entre ambos ejércitos eran evidentes, tanto en el equipamiento como en el armamento o en las propias tácticas militares. En las Navas, los cristianos emplearon un plan de combate muy similar al desarrollado por los cruzados de Tierra Santa, con especial protagonismo del cuerpo de reserva liderado por los reyes cristianos que atacarían a los árabes cuando éstos intentaran cercar al cuerpo principal (la conocida como “carga de los tres reyes”). La estrategia almohade, por su parte, era muy simple y efectiva: cansar y desorganizar al enemigo, para después caer sobre ellos y asestarles el golpe de gracia.

El resultado del choque fue la victoria cristiana, miles de cadáveres en el campo de batalla, y un golpe mortal a los ya desgastados pilares del imperio musulmán. Según las crónicas, Al-Nasir nunca se repuso del desastre de las Navas de Tolosa, abdicó en su hijo y murió dos años después, quizá envenenado. Para los cristianos, sin embargo, la batalla no hizo sino insuflar ánimo a sus planes. A partir de aquí, continúan con sus incursiones, arrasando y tomando poblados y castillos. La llave de entrada a Andalucía estaba ya en sus manos, lo que haría más fácil la conquista del valle del Guadalquivir por Fernando III años después.

15 de Julio de 1834 …

En España, mediante un decreto de la reina María Cristina, se pone fin a la existencia del Tribunal de la Inquisición.

 Inquisicion

LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

ORÍGENES Y PRECEDENTES

La palabra inquisición, etimológicamente significa indagación o investigación para conseguir una información. El término Inquisición, hace referencia al Tribunal eclesiástico medieval establecido para descubrir y castigar las faltas contra la Fe, (fundamentalmente la herejía) o contra las doctrinas de las Iglesias, principalmente la Católica, aunque también hubo tribunales de las mismas características entre otras iglesias como el Calvinismo y otras denominaciones protestantes. La institución inquisitorial, no es pues una creación española.

La Inquisición Medieval, la decreta el papa Lucio III, mediante la bula Ad Abolendam, el 4 de Novbre., de 1184 para combatir la herejía de los valdenses. Estos eran unos predicadores itinerantes que predicaban por el sur de Francia y norte de Italia, aunque no eran clérigos. La Iglesia prohibía la predicación pública sin estar antes acreditados por el obispo de la diócesis. La herejía valdense era contemplada como una amenaza contra la fe cristiana. Los valdenses fueron relativamente pacíficos en comparación con los cátaros, que veían su fe como la únicamente verdadera y se mostraban totalmente hostiles a la fe católica a la que consideraban perniciosa.

Los cátaros, que llamaban a sus sacerdotes “perfecti” y “hombres buenos”, se encontraban comprometidos con una vida de completa abstinencia, no podían mentir, blasfemar, comer carne ni mantener relaciones sexuales, acusaban a la Iglesia de abusar de su poder clerical. Alrededor del siglo XIII, Europa era un foco de herejía para la Iglesia Católica.

En el año 1208 el papa Inocencio III, proclama una nueva cruzada para luchar contra los herejes cátaros, que fue conocida como la cruzada albigense.

Existieron tribunales de la Inquisición pontificia en varios reinos cristianos europeos durante la Edad Media y fue conocida como La Inquisición Medieval. En la Corona de Aragón operó un tribunal de la Inquisición pontificia establecido en el año 1231 por el papa Gregorio IX y cuyo principal

representante fue el dominico Raimundo de Peñafort, si bien a mediados del siglo XV, había, prácticamente, dejado de actuar.

En Castilla sin embargo no hubo nunca tribunal de la Inquisición Pontificia. Los encargados de vigilar y castigar los delitos contra la fe eran los diferentes obispados por medio de la inquisición episcopal, no obstante durante la Edad Media, Castilla prestó poca atención a las herejías.

CONTEXTO HISTÓRICO

Hacia la mitad del siglo XV convivían en la Península Ibérica varias clases sociales:

Los reyes y la nobleza

Era la clase dominante, tenían el poder, manejaban las armas, hacían la guerra contra los moros y eran dueños de las tierras, despreciando el trabajo manual.

El pueblo

Inculto e iletrado, dependía de los señores feudales y cultivaba sus tierras, siendo siervos de la gleba.

El clero

Dominaban el saber, custodiaban las bibliotecas, eran los cristianos instruidos y educados para mantener el saber basado en la religión católica. Estaban agrupados en diferentes órdenes entre las que se encontraban como más importantes las llamadas “mendicantes”: dominicos y franciscanos, que dependían directamente de Roma, no del obispo local.

 Las minorías de otros credos

– Musulmanes: Eran el pueblo vencido por los cristianos que iban retrocediendo hacia el Sur a medida que estos reconquistaban el territorio peninsular, concentrándose en Andalucía, principalmente en las provincias de Córdoba y Granada, aquellos que se quedaban en territorio conquistado por los cristianos, se dedicaban a la agricultura como mano de obra barata.

– Judíos: Residían en la península Ibérica desde al menos el siglo III y constituía la comunidad más grande en el mundo medieval, ejercían toda clase de oficios, alguno de ellos de gran importancia como consejeros de los reyes— El padre del rey Fernando, Juan II de Aragón, nombró al judío Abiathar Crescas astrónomo de la corte–. Eran cultos y letrados, conocían la contabilidad, lo que les permitía destacar en el comercio, en el negocio y en general en las inversiones. Una de sus actividades fue la que ejercían como prestamistas y banqueros lo que no les granjeaba buena imagen frente al resto de clase sociales. Eran la clase burguesa.

Con objeto de poner fin al monopolio comercial de los judíos que producía en la nobleza y en el pueblo envidia y temor a la vez, se fueron promulgando leyes en los diferentes reinos que restringían sus posibilidades de trabajo al tiempo que les impedían ejercer diversos oficios. De este modo sus actividades eran progresivamente más limitadas, obligándoles a vivir incluso en barrios determinados llamados “aljamas” o juderías. El propósito fue su exclusión de la vida económica y su control demográfico.

Causas

A finales del siglo XIV, se incrementa la ola de antisemitismo, alentada por la predicación de Ferrán Martínez, archidiácono de Écija. Fueron especialmente cruentos los pogromos de 6 junio de 1391, en Sevilla, por ejemplo, fueron asesinados cientos de judíos según el historiador británico Henry A. Kamen: La Inquisición Española: Una revisión histórica— y en otras ciudades como Barcelona y Valencia las cifras según este mismo autor fueron similares 250 y 400 respectivamente.

Esta serie de disturbios contribuyó en gran medida a la conversión masiva de judíos ya que antes de esta fecha las conversiones fueron escasas.

Desde el siglo XV puede hablarse de judeoconversos o “cristianos nuevos”, también llamados marranos, como nuevo grupo social, a los que veían con recelo tanto los “cristianos viejos” o lindos, que así eran llamados, como los propios judíos.

Una vez convertidos, los judíos no solo escapaban de las eventuales persecuciones sino que además lograban acceder a puestos y oficios que les estaban prohibidos muy severamente por las nuevas normas en vigor.

Fueron muchos los conversos que alcanzaron una importante posición en la España del siglo XV, entre otros los médicos Andrés Laguna y Francisco López Villalobos, siendo este último incluso médico de la corte del rey Fernando El Católico. Los escritores Juan de la Encina, Juan de Mena, Diego de Valera y Alfonso Palencia, y los banqueros Luis Santángel y Gabriel Sánchez que financiaron el viaje de Colón.

Son varias las razones por las cuales los Reyes Católicos deciden introducir en España la máquina inquisitorial, entre las cuales están:

  • El establecimiento de la unidad religiosa. Puesto que el objetivo de los Reyes Católicos era crear una maquinaria estatal eficiente, una de sus prioridades era lograr la unidad religiosa. Además, la Inquisición les permitía intervenir en asuntos religiosos de forma activa sin la intermediación del Papa.
  • Debilitar la oposición política locala los Reyes Católicos, muchos de los que en la Corona de Aragón se resistieron a la implantación de la Inquisición, lo hicieron invocando fueros propios.
  • Acabar con la poderosa minoría judeoconversa. En el reino de Aragón fueron procesadas familias influyentes, como Santa Fe, Santángel, Caballería y Sánchez, esto se contradice sin embargo con el hecho de que el propio rey Fernando tuviese en su administración numerosos conversos ocupando puestos de responsabilidad.
  • Financiación económica. Puesto que una de las medidas que se tomaban con los procesados era la confiscación de bienes……

 

14 de Julio de 1862 …

En Baumgarten, Austria, nace Gustav Klimt, pintor austríaco representante del movimiento “Art Nouveau” de Viena.

Retrato-artista-junto-gato_LRZIMA20120628_0046_4Gustav Klimt nace cerca de Viena en el seno de una familia numerosa y humilde. Con 14 años entra a estudiar con una beca en la Escuela de Artes y Oficios de Viena. Al finalizar sus estudios como pintor y decorador en 1883 funda la Compañía de Artistas (Künstler-Compagnie) realizando encargos de decoración en edificios públicos junto a su hermano Ernst Klimt y su amigo Franz Matsch.

Entre ellos los frescos de las escaleras del Burgtheater de Viena por cuya labor el emperador Francisco José I de Austria le premia con la Orden de Oro al Mérito en 1888.

A principios de la década de 1890 Klimt conoce a la que sería su compañera sentimental de por vida Emilie Flöge. En 1891 ingresa como miembro en la Sociedad de la Casa de los Artistas (Künstlerhausgenossenschaft). Un año después fallecen su padre y su hermano afectando a sus responsabilidades familiares y al desarrollo de su estilo.

A partir de 1897 Gustav Klimt abandona la Sociedad de la Casa de los Artistas para fundar y presidir el grupo Secesión de Viena (Wiener Sezession) participando en sus exposiciones hasta el año 1905.

Gustav Klimt alcanza la madurez artística a su vuelta de un viaje a Italia en 1903 donde entra en contacto con los mosaicos bizantinos. Con el retrato de Fritza Riedler da comienzo su “periodo dorado” de gran éxito comercial. A esta étapa pertenecen su pintura más famosa El beso (1907-1908) y su obra más cara: Retrato de Adele Bloch-Bauer I (1907) con un precio de martillo de 135 millones de dólares en el 2006.

Klimt fallece de un derrame cerebral en 1918 quedando para la posteridad sus obras decorativas, su tirón comercial y su fama de mujeriego.

Obras famosas

Una buena parte de la producción de Gustav Klimt, pinturas, dibujos, objetos de diseño… fue destruida a medida que avanzaba la ocupación nazi en Austria. Sus obras más conocidas en la actualidad son aquellas pinturas doradas con figuras femeninas como por ejemplo:

2-es-31bb5c31aa00d26b2721e6c186b6b651

  • El beso‘ (1907-1908)
  • Retrato de Bloch-Bauer I‘ (1907)
  • Judith con la cabeza de Holofernes‘ (1901)

Tematica

El tema predominante en la producción artística de Gustav Klimt es la figura femenina, bien alegorías, imágenes eróticas o retratos de las damas de la alta sociedad vienesa. A partir de 1890 también realizó numerosos paisajes durante sus viajes familiares al lago Attersee.

Estilo y técnica

Gustav Klimt, pintor simbolista, es uno de los máximos representantes del movimiento modernista centroeuropeo y uno de los artistas más influyentes del grupo Secesión de Viena. Su obra evoluciona del academicismo inicial con alegorías y símbolos convencionales ynaturalistas, a un estilo pictórico ecléctico que da rienda suelta a la libertad del espíritu añadiendo a los símbolos motivos abstractos, elementos decorativos coloristas, pan de oro y una fuerte carga sensual cuando no directamente sexual.

9 de Julio de 1942 …

En Ámsterdam – Holanda, Anna Frank y su familia pasan a la clandestinidad al ocultarse en un anexo secreto situado en un viejo edificio en el Prinsengracht, un canal en el lado occidental de Ámsterdam, cuya entrada está disimulada tras un estantería, amarga experiencia que será recogida en su célebre y necesario diario. Allí permanecerán hasta su captura por tropas nazis el 4 de agosto de 1944. Anna, de tan sólo 14 años, morirá de tifus en el campo de concentración de Bergen-Belsen en marzo de 1945.

imagesLa ciudad de Amsterdam recuerda cada primavera, la figura de la jovencita Ana Frank que vivió el Holocausto Nazi en los últimos años de su corta vida.  Queremos acercar la figura de Ana Frank, con este reportaje, a todos los públicos.

Annelies Maria Frank Höllander, nace en Frankfurt am Main ( Hesse-Alemania) el día 20 de junio de 1929.  Sus padres eran Otto Heinrich y Edith y tenía una hermana, llamada Margot, que era dos años mayor que ella.  La familia era judia por lo que muy pronto se trasladaria a vivir a Holanda, en 1933 y en Amsterdam encontraron por un tiempo la paz que buscaban lejos de la nueva política de su país natal.

El padre de Ana, que era empleado de un banco en Frankfurt encontaría trabajo como director en una sociedad llamada Travis NV, asociada a otra conocida que era la Kolen & Cía de la ciudad de Amsterdam, que elaboraban mermeladas.

Solo el padre, al principio se fue a vivir a Amsterdam mientras que la familia se instalaría en la casa de la abuela materna de Ana, en la ciudad de Aquisgran.   La madre de Ana, encontraría una nueva casa antes de acabar 1933, en la plaza Merwedeplein, situada en un barrio nuevo de Amsterdam.  Anna y su hermana se criaron como holandesas pero sin olvidar sus raíces alemanas y judias.

Siendo una niña de trece años, Ana vió en una tienda cercana a su casa, unos diatarios.  Entonces, tuvo la idea de relatar su vida en uno de ellos, todo lo que le iba sucediendo a su familia y a ella.  De seguida, le pidió a su padre que le comprara un diario como regalo de cumpleaños.

En 1938, Ana vivió de como dos de sus dos tíos maternos llegaron de Alemania para instalarse en Amsterdam, huyendo de las persecuciones nazis.

El 10 de mayo de 1940 las tropas alemanas invaden Holanda.  La familia ya no se encuentra a salvo, empiezan un desvivir por un futuro incierto.

64715728De 1942 a 1944, Ana relata en su diario todo lo que íba sucediendo a su alrededor.  De como los alemanes invadieron Holanda y como trataba al pueblo holandés y a la comunidad judía.

El 5 de julio de 1942, la familia, como muchas otras de origen judio, son reclamados por la justicia alemana, mediante una citación para ser enviados a campos de concentración.  La familia asustada, se trasladan detrás del edificio donde el padre de Ana trabajaba y que databa del siglo XVI, una casa muy típica de la arquitectura holandesa.

El nuevo refugio familiar se iria ampliando con otros judios que, como ellos, buscaban un lugar para no ser deportados.

Detrás de una estanteria con libros giratoria que tapaba la entrada de acceso a dos habitaciones (dos en la planta de arriba y otras dos en la planta de abajo), convivían varias personas con los Frank, un total de 8 personas.

Cada adulto tiene destinado algunos trabajos diarios para poder salir adelante: compras, limpieza, etc.  Ana y su hermana de dedican a escribir y a leer libros.

El 9 de octubre de 1942, mientras están escuchando una emisora de ràdio inglesa, anuncian como mueren los prisioneros judíos en las cámars de gas.  Todos los refugiados se alarman y empieza así algunas riñas y peleas.  Ana se siente confusa.

En 1944 por la rádio, también Ana sabe que los aliados americanos toman las playas de Normandia y todos en el escondijo se sienten un poco aliviados.

El 4 de agosto de 1944, en un día de verano, son hallados los Frank y las otras personas que se escondian con ellos.  Unos vecinos los denuncian.

Las tropas de la SD (Servicio de Seguridad Alemán) acceden al escondite.  Todos son llevados ante las Gestapo y son interrogados.

Después fueron llevados a una cárcel de la SD en el centro de Amsterdam. En diciembre de 1944, separadas de sus padres, Ana y Margot fueron trasladadas a Alemania y llevadas al campo de concentración de Bergen-Belsen (Baja Sajonia)

El 6 de enero de 1945 muere su madre Edith en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, el más letal y famoso de todos.

Ana Frank murió de tifus el 12 de marzo de 1945  a los 16 años de edad en el campo de concentración; una epidemia que se extendió por todo el campo en aquel mes.  Primero murió Margot y muy poco tiempo después moriría Ana.

dscn3193Su padre Otto, sobrevió al holocausto y fue quien contó la vida de su hija y dió a conocer al mundo el diario de su hija, que llegaría a ser uno de los mejores betsellers del mundo actual.   Otto murió en 1980.

En  se creó el Casa-Museo de Ana Frank en el mismo refugio donde pasaría sus últimos años con su familia.  Esta ubicada en la calle Prinsengrancht 267 de Amsterdam.

Ana Frank se convirtió después de su fallecimiento en la voz de los 1.5 millones de niños que murieron durante el holocausto nazi.  Aquellas personas y familias que perdieron seres queridos en aquella atroz guerra, quieren que este diario sirva de ejemplo para que nunca más vuelva a ocurrir.