” 13 de Febrero de 1837 “

En Madrid – España, se descerraja un tiro en la sien derecha, el joven escritor español romántico Mariano José de Larra a los 26 años de edad, al perder toda esperanza de ver a España bajo un régimen liberal, su disconformidad y desaliento ante el rumbo que está tomando la sociedad española y por el doloroso abandono definitivo de su amante Dolores Armijo.

123780996736420090323-2034750dn

Nació en Madrid el 24 de marzo de 1809, y fue llevado a Francia por su padre, médico del ejército de Bonaparte en 1814. Hasta tres años despues permaneció en un colegio de este país, donde olvidó por completo el idioma patrio, que hubo de aprender a su regreso en el Colegio de San Antonio Abad. Trasladado con su familia a Corella, tradujo allá del francés la Iliada de Homero y el Mentor de la Juventud. Instado a elegir una carrera se trasladó a la corte, donde en tres años estudió matemáticas, griego, inglés, italiano, marchando luego a Valladolid para matricularse en filosofía y seguir la carrera de leyes. Una desgracia desconocida le hizo abandonar esta ciudad y trasladarse a Valencia para continuar sus estudios. Pero tampoco permaneció largo tiempo en esta población, regresando a Madrid donde se estableció definitivamente.

En 1829 se casó con Josefa Wetoret pero se separaron en poco tiempo. Sin embargo quien marcó definitivamente la vida amorosa del escritor fue el amor adúltero que mantuvo con Dolores Armijo.

Falto de medios de fortuna necesitó buscar recursos para vivir, ofreciéndose para trabajar en  prensa a invitación de su amigo D. Ventura de la Vega. Aunque Larra escribió alguna novela y una obra teatral, es conocido por sus famosos artículos de costumbres, en los cuales el autor destila ironía y un constante ataque a la inoperancia de numerosas instituciones. Sus primeros artículos fueron publicados en el folleto mensual El Duende Satírico del Día y firmados con el seudónimo «el Duende». Su imagen de agudo observador de las costumbres y de la realidad social, cultural y política, se afianzó con la publicación de su revista satírica El Pobrecito Hablador, usando esta vez el seudónimo de Juan Pérez de Munguía. Ambas publicaciones fueron prohibidas por la censura al cabo de poco tiempo.  En ella aparecieron sucesivamente la mayor parte de sus artículos, algunos de los cuales serán siempre leídos con interés, no obstante referirse a la política palpitante de la época.

Formó parte del grupo de jóvenes que se reunían en la tertulia del café de la calle del Príncipe en Madrid. La tertulia fue bautizada como “El Parnasillo” y la frecuentaron Ventura de la Vega, Juan de la Pezuela, Miguel Ortiz, Juan Bautista Alonso o Bretón de los Herreros.

En 1835 emprendió un viaje a Portugal, Londres, Bruselas y París, donde conoció a Victor Hugo y Dumas. En 1836 fue elegido diputado por Ávila pero el motín de La Granja le impidió entrar en funciones.

En 1833 inició una nueva etapa de su carrera, con el seudónimo de Fígaro, en la Revista Española y El Observador, donde además de sus cuadros de costumbres insertó crítica literaria y política al amparo de la relativa libertad de expresión propiciada por la muerte de Fernando VII. Trabajó también para los periódicos El Redactor General y El Mundo.

Dedicado al teatro, aunque solo escribió un drama original Macias, tradujo gran número de producciones francesas que se representaron con un éxito notable. Llevaba compuestos dos actos de su drama titulado Quevedo cuando terminó su existencia. También dio a luz una novela, El Doncel de D. Enrique el Doliente, del que se ha editado lujosamente a petición de su hijo.

Se suicidó en 1837, por amor a Dolores Armijo, pegándose un tiro en su domicilio, a los veintiocho años, por ello, aunque no compartió los postulados literarios del romanticismo, su agitada vida y su muerte lo convirtieron en modelo del romanticismo.
Puso fin desgraciadamente a su existencia siendo una pérdida para la literatura, del que estaba llamado a ser uno de los representantes. Su muerte ha dado origen a grandes invectivas.

Anuncios

Tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s