” 9 de Febrero de 1724 “

En España, es proclamado rey Luis I, sin haber cumplido los diecisiete años. El pueblo lo acoge con una explosión de júbilo y le llaman el “Bien Amado”, sin sospechar que su reinado sólo durará seis meses ya que morirá enfermo de viruela en agosto.
l

 Luis I, el Bien Amado, primer Borbón nacido en España, vio la luz el 25 de agosto de 1707 en el palacio del Buen Retiro. Hijo de Felipe V y de María Luisa Gabriela de Saboya. A los siete años de edad quedó huérfano de madre y una rígida tutela a cargo de la princesa de Ursinos y del desamor de su madrasta, Isabel de Farnesio, hicieron que su infancia fuera triste y desgraciada.

     En 1709 fue proclamado príncipe de Asturias y en 1722 se casó con Luisa Isabel de Orleans, hija de Felipe de Orleans, regente de Francia.

     Felipe V abdicó inesperadamente, en enero de 1724, en su hijo Luis, cuando éste contaba con diecisiete años, inexperto y no preparado para reinar.

Tras abdicar Felipe V el 15 de enero de 1724, fue coronado rey de España, con fecha 9 de febrero de 1724, al tiempo que se nombraba un gabinete de tutela formado por siete miembros, debido a la juventud del monarca. El gabinete estuvo formado por los marqueses de Mirabal, de Valero y de Lede; el conde de Santisteban; el arzobispo de Toledo Diego de Astorga; el obispo de Pamplona e inquisidor general Juan de Camargo; Manuel Francisco Guerra; Juan Bautista de Orcudain; y el marqués de Grimaldi.

     A pesar de que su padre seguía sus movimientos desde el Palacio de la Granja de San Ildefonso, Luis se rodeó durante su escaso reinado de una serie de tutores que intentaban separarlo de la influencia paterna dando un giro a su política, despreocupándose de la recuperación de las posesiones italianas perdidas en la guerra de sucesión y centrándose más en América y el Atlántico.

Se configuraron entonces dos cortes, una en San Ildefonso, donde residía el viejo rey junto a su esposa y que gobernaba el país en la sombra; y otra en Madrid, donde el joven rey se mostraba indolente con los asuntos de gobierno.

Pronto se configuró un partido españolista que pretendía deshacerse de la tutela de la corte del rey padre y la esposa de éste, Isabel de Farnesio. Falleció, a los diecisiete años de edad, el 31 de agosto de 1724, a consecuencia de la viruela. Dos días después su padre tomaba nuevamente el cetro.

El reinado de Luis I no se distinguió por ningún hecho que deba tenerse en cuenta, la falta de tiempo, la desidia del rey y, sobre todo, la preocupación del monarca por controlar las costumbres de su esposa, impidieron que durante los escasos ocho meses de su reinado el rey tomase ninguna disposición de interés.

Su cuerpo recibió sepultura en el Panteón de los Reyes del monasterio de El Escorial.

Anuncios

Tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s