” 9 de Septiembre … “

Statue_d'Dgilliaume_lé_Contchéthant_à_Falaise_02

El 9 de Septiembre de 1087 durante la conquista de la ciudad de Mantes, cerca de la población francesa de Rúan, el rey inglés Guillermo I el Conquistador se cae de su caballo y muere. Más tarde será enterrado en la Iglesia de San Esteban de Caen (Normandía) junto a su esposa.
Antes de ser conocido universalmente por su apelativo más célebre, Guillermo I de Inglaterra fue llamado Guillermo el Bastardo.

Guillermo el Bastardo nació en el Ducado de Normandía, y era hijo del duque Roberto el Diablo, quien un buen día se marchó a Tierra Santa y como solía suceder en aquellos años, nunca más volvió. La madre de Guillermo era mujer de humilde condición, y él mismo no era hijo legítimo, nacido dentro de matrimonio, por lo que Guillermo padeció toda su infancia y juventud los caprichos de la nobleza normanda, que le miraba en menos.

La venganza de Guillermo fue terrible. Una vez bien aposentado en el trono, ordenó a todos los nobles de su reino jurar fidelidad no sólo a su propio señor inmediato, sino también al duque mismo (o sea, él). Desató una persecusión tan dura, que muchos normandos prefirieron emigrar y reclutarse como mercenarios al servicio de los príncipes italianos, o del emperador bizantino. El propio Guillermo, para afirmar aún más su desprecio sobre los nobles, firmaba cartas y documentos oficiales como “Guillermo el Bastardo”, escupiéndoles a la cara que debían obedecer… bueno, a un bastardo.

Pero su mayor triunfo llegó años después. Muerto el rey anglosajón Eduardo el Confesor, Guillermo reclamó el trono inglés por ser pariente del difunto, y cruzó el Canal de la Mancha con un ejército. En la Batalla de Hastings derrotó al rey Haroldo, y conquistó Inglaterra (año 1066). Desde entonces, Guillermo el Bastardo pasó a ser conocido como Guillermo el Conquistador.

Hijo del duque de Normandía, Roberto el Diablo, de quien era hijo ilegítimo, heredó de su padre el título de duque en 1035. Apoyado por la Iglesia, se enfrentó a la nobleza por recuperar el antiguo poder del ducado de Normandía, proceso en el que invirtió doce años. Al morir su primo Eduardo el Confesor, quien le había prometido el trono inglés, invadió Inglaterra con 60.000 soldados y venció a su opositor el conde Harold II en la batalla de Hastings (1066), siendo coronado ese mismo año en Westminster. Emprendió grandes reformas que tendrán una profunda repercusión en los siglos venideros. Así, introdujo el sistema feudal, reformó la Iglesia e instauró representantes reales (sheriff) en cada condado.
En política exterior, hubo de repeler diferentes invasiones francesas, logrando además extender sus dominios hasta el Maine. Venció además a daneses y consiguió el reconocimiento de Malcolm, rey de Escocia. Su hijo Roberto le disputó el poder, con apoyo de Felipe I de Francia.

Guillermo El Conquistador

Guillermo I, llamado el Conquistador (1027-1087), originalmente en dos idiomas: William the Conqueror en inglés y Guillaume le Conquerant en francés, tiene para la Historia los títulos de duque de Normandía (1035-1087) y rey de Inglaterra (1066-1087).

Nació en Falaise (Normandía), hijo ilegítimo de Roberto I El Magnífico, duque de Normandía, y de Arlette, hija de un curtidor, por lo que también cargó con el mote de Guillermo el Bastardo.  Su madre, que nunca se casó con Roberto, lo haría con Herluin de Conteville y daría a Guillermo dos medios hermanos: Odón de Bayeux y Robert de Mortain.  Estas historias, mínimas y personales, y sus derivaciones serán importantes para determinar el destino, las obras y el legado de Guillermo.

A la muerte de Roberto I los nobles normandos aceptaron a Guillermo como su sucesor en cumplimiento de la promesa que habían hecho a su padre en vida.  La juventud de Guillermo y su condición de bastardo motivaron, sin embargo, las constantes intrigas de los nobles normandos.  Guillermo no aseguraría su posición de poder hasta 1047 cuando, aliado con el rey de Francia Enrique I, logró una decisiva victoria sobre los barones rebeldes en Val-ès-Dunes cerca de Caen.

Afirmado en su ducado realizó una visita a Inglaterra en el año 1051 para tejer alianzas políticas y estrechar los lazos familiares y afectivos que lo unían con la corona inglesa.  Según la versión normanda, durante su permanencia en la isla, su pariente el rey de Inglaterra Eduardo el Confesor le confirmó que a su muerte le sucedería en el trono inglés.  La madre de Eduardo era, por vía paterna, tía abuela de Guillermo.  Los lazos eran sólidos en lo familiar y en lo político: Eduardo estuvo refugiado en la corte normanda durante gran parte de los años del exilio de sus padres Ethereld II el Malaconsejado y Emma de Normandía.

El rey Eduardo no tuvo descendencia.  Al respecto se afirmaba que su casamiento con Edith Godwin no se consumó en obediencia al voto de castidad que Eduardo había formulado y que la boda habría perseguido establecer una alianza con los Godwin, sajones y poderosos terratenientes.  Esta unión tendría consecuencias para Guillermo al generarle un serio competidor en la pretensión de la corona inglesa, Harold, el cuñado de Eduardo.

En 1053 Guillermo consolidó sus derechos a la corona de Inglaterra por la vía del casamiento con  Matilde de Flandes, su prima lejana, hija del conde de Flandes Balduino V, nieta del Rey de Francia Enrique I, descendiente de Alfredo el Grande, rey de Wessex. 

Hacia 1064 el poderoso noble sajón Harold, conde de Wessex, hermano de Edith y por lo tanto cuñado de Eduardo, fue hecho prisionero por Guillermo tras naufragar el barco en que viajaba frente a la costa normanda.  La versión normanda dirá que Harold más que prisionero de Guillermo fue liberado por él de Guy, duque de Ponthieu, quien lo había retenido y solicitaba rescate.  Luego de emprender una expedición militar con Guillermo y ser nombrado caballero por él, juró ante las reliquias sagradas su apoyo a las pretensiones del duque de Normandía al trono inglés y lo reconoció como legítimo heredero del rey Eduardo.  Estos acontecimientos están representados en el tapiz con sumo detalle: la liberación del sajón de sus captores, la forma en que comparte con su anfitrión Guillermo, que éste lo nombre caballero y el juramento antes de emprender la partida son muestras de la sumisión de Harold a Guillermo. Enrique I, temiendo el fortalecimiento de Guillermo, intentó en 1054 y en 1057 invadir el ducado de Normandía.  En ambas ocasiones Guillermo rechazó las tropas del monarca francés e incluso anexionó el condado del Maine, creando un territorio tapón entre sus dominios y los de los Capetos.La boda se realizó desafiando la prohibición del Papa Nicolás II, por razón de la consanguinidad de los contrayentes, no exentas de otros factores políticos.  Para ser absueltos de la irregularidad de la unión matrimonial, la pareja debió construir dos abadías en la ciudad de Caen, conocidas como la Abadía de los Hombres (L’Abbaye dite aux Hommes), desde 1965 sede del Ayuntamiento de la ciudad, y la de las Damas (L’Abbaye dite aux Dames).

No obstante estos antecedentes,  cuando falleció el rey Eduardo en enero de 1066, el consejo real, el witenagemot, eligió al conde de Wessex como monarca, que accedió al trono con el nombre de Harold II.  Determinado a hacer valer su pretensión, Guillermo obtuvo la aprobación del papa Alejandro II para la invasión normanda de Inglaterra.

El duque y su ejército desembarcaron en Pevensey el 28 de setiembre de 1066.   El 14 de octubre los normandos derrotaron a las tropas anglosajonas en la batalla de Hastings, durante la cual murió Harold.  Guillermo se dirigió a Londres, aplastando toda la resistencia que encontró a su paso.  El día de Navidad de ese año fue coronado rey de Inglaterra en la abadía de Westminster.

En sus inicios como monarca inglés Guillermo debió enfrentar una violenta oposición incluyendo la de tropas danesas que vinieron en ayuda de los rebeldes sajones. Hacia 1070 completó la conquista normada de Inglaterra aunque se sucedieron insurrecciones de normandos y sajones en Inglaterra y revueltas en Normandía, dirigidas por su hijo mayor, Roberto Courteheuse que le sucedería a su muerte con el nombre de Roberto II como duque de Normandía.

En su reinado emprendió grandes reformas que tendrán una profunda repercusión en los siglos venideros. En 1086 se realizó el censo de propiedades y de las posesiones que quedaron registradas en el Domesday Book, libro de cuentas con fines de la recaudación de los tributos.

La reorganización del sistema feudal y administrativo inglés incluyó la disolución de los grandes condados, virtualmente independientes durante los reinados de sus predecesores anglosajones y el reparto de los feudos confiscados entre nobles normandos de su confianza.  Introdujo el sistema feudal de Europa Continental en Inglaterra al aplicar en sus nuevos dominios los principios normandos en materia social y política.  Todos los propietarios de tierras debieron jurar lealtad al rey (Juramento de Salisbury, 1086), por lo que la lealtad de todo vasallo al rey prevalecía sobre la obediencia debida a su señor inmediatamente superior en la pirámide de vasallaje feudal.  Los señores feudales quedaron obligados a reconocer la jurisdicción de los tribunales locales, que Guillermo conservó junto a otras muchas instituciones anglosajonas e instauró representantes reales, los sheriff, en cada condado.  Se separaron los tribunales eclesiásticos y los civiles y el poder del Papado en la política interna inglesa quedó sensiblemente recortado.  

En 1087, luego de arrasar la ciudad de Nantes durante una campaña militar contra el rey Felipe I de Francia, cayó de su caballo y murió el 9 de setiembre en Ruán a consecuencia de las lesiones.  Sus restos fueron inhumados en la Abadía de los Hombres en Caen.  Su tumba sería profanada por los hugonotes durante las guerras de religión que sucedieron en el siglo XVI.

Los episodios de la vida de Guillermo comprendidos entre el compromiso de sucesión de Eduardo y la victoria sobre Harold II en Hastings se plasmaron en una obra única: el tapiz de Bayeux, también conocido como la Tapicería de la Reina Matilde.  Esta obra habría sido concebida y realizada por encargo de Odón, Obispo de Bayeux, y medio hermano de Guillermo, por lo que es evidente que en ella se plasmó la versión de la historia que los vencedores en la contienda quisieron transmitir. 

Anuncios

Tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s