” 25 de Agosto … “

 

57349661
1580 En Alcántara, cerca de Lisboa -Portugal, el ejército español al mando de Fernando Álvarez de Toledo, tercer Duque de Alba, derrota a las tropas portuguesas de Antonio I de Portugal, prior de Crato. La victoria española supondrá la ocupación del trono de Portugal por Felipe II de España, iniciandose así una unión entre ambos países, conocida como “La Unión Ibérica”, que se prolongará hasta 1640.
Del 25 de agosto de 1580, se produce en la región de Alcantara la batalla que determinará el futuro de Portugal durante los próximos 60 años, y la integración el país como uno de los reinos de la rama hispana de la corona de los Habsburgo, que se hizo conocido en Portugal como “dinastía de Filipinas”.Es importante tener en cuenta que el punto de vista formal, las tropas de los Habsburgo no monarca entre en Portugal como ejército invasor. El 17 de julio de 1580, el rey de Castilla y León, Felipe II Rey de Portugal y Algarves, por el Consejo del Reino, se había declarado un grupo de tres nobles que había sido nombrado por el cardenal-rey Enrique para resolver la cuestión de la sucesión al trono de PortugalLa batalla de Alcántara fue la culminación de una operación conjunta llevada a cabo por las tropas de la casa de Habsburgo, para garantizar los derechos de Felipe II de Castilla y León en el trono del reino de Portugal.
Al garantizar este derecho, Portugal se convirtió en uno de los reinos de la dependencia de la Corona de los Habsburgo en Filipos.

duque-alba-rotterdam--644x362El ejército de Felipe II de Castilla y León, se componía de tropas de varios de sus otros reinos entre los que destacan las tropas mercenarias de élite, que consiste en TERCIOS, que son en modo grueso en comparación con regimientos de italiano y católicos alemanes de los estados alemanes.

Las fuerzas invasoras estaban compuestas por un total de 11 TERCIOS cuatro de ellos de elite, alemán e italiano encargadas de combatir y siete TERCIOS reclutas o soldados sin experiencia castellanos, que estaban destinados a ocupar posiciones y recortar las plazas ganó.

Parte importante de la nobleza y los grandes comerciantes portugueses favorecía la pretensión española. La unión ibérica podía traer importantes beneficios políticos y económicos. Las clases populares portuguesas, sin embargo, no veían con buenos ojos la anexión a España.

Finalmente las Cortes portuguesas reunidas en Tomar proclamaron rey a Felipe II en 1581. El que sería conocido como Felipe I de Portugal permaneció tres años en Lisboa.

Para conseguir la anexión, Felipe se comprometió a mantener y respetar los fueros, costumbres y privilegios de los portugueses. También se comprometió a mantener en sus cargos a todos los funcionarios de la administración central y local. También se comprometió a mantener a todos los efectivos de las guarniciones y armadas que controlaban el imperio portugués.

Se creó un Consejo de Portugal y se suprimieron las aduanas con Castilla.

La anexión significó la unión de dos enormes imperios. Las posesiones portuguesas en Brasil, África y Asia pasaron al Imperio de Felipe II.

Anuncios

Tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s