” 18 de Julio … “

Guerra Civil española

1936 España.  El general Emilio Mola decreta el estado de guerra en Pamplona.

Se inicia el levantamiento militar en la Península y la Guerra Civil española.

La Guerra más grande, cruel y destructiva de la historia de España, una guerra que acabría con la vida de más de 500.000 personas de todo tipo de clase y condición, una pelea muchas veces librada entre conocidos, amigos o incluso miembros de una misma familia un conflicto civil que además constituía la antesala de una Segunda Guerra Mundial que ya parecía inevitable en Europa.
En cuanto a los bandos de esta Guerra Civil se distinguían dos, por una parte los partidarios del gobierno del Frente Popular elegido democráticamente para presidir la II República Española los cuales era comunmente conocidos como “republicanos”, aunque también contaban con el apoyo de comunistas, anarquistas, socialistas, miembros de los sindicatos mayoritarios obreros como la UGT  y la CNT e incluso nacionalistas vascos y catalanes. Por otro lado representando a los sectores más conservadores y tradicionalistas de la sociedad española se encontraba el llamado bando sublevado, popularmente conocido como bando nacional integrado por gran parte del alto mando del ejército español así como por falangistas, carlistas, votantes del CEDA. por un amplísimo sector de la iglesia y en general por todos aquellos que temían una revolución proletaria en España o que veían peligrar su estatus social con la victoria del Frente Popular en las urnas. Al cargo del bando sublevado se encontraba una serie de militares que conformaban la Junta de Defensa Nacional formada por nombres ilustres de la historia española como Emlio Mola, Francisco Franco o José San Jurjo, mientras que en el bando republicano se pueden encontrar nombre que también dieron mucho que hablar durante la historia de España, tales como Manuel Azaña, Juan Negrín, un jovencísimo Santiago Carrillo o Francisco Largo Caballero.

En los primeros días del mes de julio se aceleraron los preparativos y Mola dio las últimas instrucciones para el golpe. El día 17 de julio, las tropas de Marruecos se sublevaron. Mola hizo lo propio en Pamplona, el día 18, donde, con ayuda de los requetés navarros, no tuvo ningún problema en controlar la situación. Sin embargo, el fracaso del golpe en otras provincias le obligó a modificar los planes inicialmente previstos, retrasando su proyectado avance hacia Madrid. Mola tuvo que destinar parte de sus tropas a la conquista de Guipúzcoa, para cerrar el paso de los republicanos a la frontera francesa.
La muerte, en accidente de aviación, del general Sanjurjo, y el fracaso parcial del golpe, obligaron a los sublevados a buscar una nueva dirección. A propuesta de Mola, el 23 de julio, tras una reunión celebrada en Burgos, se constituyó una Junta de Defensa Nacional, presidida por el general Cabanellas, el más antiguo en el escalafón, y en la que el propio Emilio Mola quedó integrado como una de sus cabezas más visibles.
Sin embargo, el avance de sus tropas hacia Madrid, en las primeras semanas de la guerra, se vio frenado por la fuerte resistencia de los milicianos republicanos en la sierra de Guadarrama y por la escasez de municiones. Fueron las tropas africanas de Franco, con ayuda del armamento alemán e italiano, las que consiguieron avanzar hacia la capital, priorizando así su figura. En octubre de ese mismo año Franco, pese a los recelos de Mola, fue designado por la Junta de Defensa como Jefe del Estado y Generalísimo. Emilio Mola fue nombrado general en jefe del ejército del Norte.
Al frente del mismo, y tras el fracaso en la batalla de Madrid, que no pudo finalmente ser tomada, inició, en marzo de 1937, la campaña del Norte, que llevaría a la conquista de la provincia de Vizcaya en un rápido avance que incluyó los masivos bombardeos contra la población civil en ciudades como Durango y Guernica. Poco antes de la toma de Bilbao, el 3 de junio de 1937, Emilio Mola despegó del aeródromo de Vitoria en viaje hacia Burgos y Valladolid para despachar asuntos de trámite. El avión en el que volaba se estrelló cerca del pueblo de Alcocero, en Burgos, falleciendo en el acto todos sus ocupantes.

Anuncios

Tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s