UN PEDACITO DEL PARAÍSO… (parte I)

UN PEDACITO

A menudo nos pasa que por circunstancias de la vida no nos detenemos a ver lo que tenemos delante.

Solo cuando ya no lo tenemos es cuando nos damos cuenta y lo echamos de menos.

Buscamos fuera lo que tenemos en nuestra tierra.

Todos tenemos ese lugar, nuestro propio paraíso donde si no estamos lo buscamos y aunque no lo reconozcamos nos gustaría perdernos en el.

En mi caso como no podía ser de otra forma es mi querida ASTURIAS.

¿A cuanto no os ha pasado que por falta de tiempo o por que en cualquier momento  puedes has dejado de visitar o indagar en la historia de tu tierra?

Yo decidí que si mi tierra me da la paz que necesito, la alegría de sus gentes, sus montañas, playas, cultura…. Lo mínimo que puedo hacer es saber de ella y cuidarla

Y llegados a este punto os invito a que realicéis la entrada a Mieres (Asturias) de mi mano en mi último viaje….

Desde este punto tomo el viaje con tranquilidad, estoy en casa

DESDE ESTE PUNTO

A unos metros de entrar en mi querida tierra Asturias ya podemos empezar a disfrutar de la naturaleza que nos espera al pasar el túnel para entrar directamente en el paraíso 

Tras este túnel  por fin llegamos

TUNEL LLEGADA

Ya se nota el cambio de temperatura y se respira diferente 

Próxima parada ASTURIAS

Y como en todos mis viajes inevitables no detener el coche a la entrada como para darme la bienvenida y saber que por fin llegue a casa

 CENERA

En mi último viaje después de visitar a la familia y amigos decidí emplear mi tiempo libre en la investigación así que me dirijo al centro de Mieres y posteriormente a Oviedo… Un trabajo que gracias a historiadores y documentalistas como Ernesto Burgos es muy ameno a la vez que gratificante y que mejor sitio para documentarse que las bibliotecas y los archivos históricos.

Una que piensa las cosas a última hora y por falta de organización por mi parte me es imposible llegar al Archivo Histórico.

En la biblioteca hay innumerables archivos y documentos pero me llama la atención los de Ernesto Burgos  (Historiador) por su cercanía con mi pueblo.

 

 Primera para MIERES

REQUEJOEl concejo de Mieres fue creado como tal en el año 1.836, si bien comenzó oficialmente su existencia el día 1 de Enero de 1.837. No obstante, el mismo ya había tenido cierta independencia por lo menos desde el siglo XVIII, aludiendo ya, en aquella época, a la jurisdicción de Mieres del Camino dentro del concejo de Lena, al que perteneció hasta el año 1836 y cuyos límites iban desde Arbas del Puerto hasta el Padrún. También hay que señalar que durante los últimos años de la Guerra de la Independencia, por lo menos en el año 1.813, Mieres fue ayuntamiento, del mismo modo que durante el Trienio Liberal, entre los años 1.820 y 1.823, aunque en este periodo el actual término municipal estuvo dividido en dos concejos, concretamente los de Mieres y Villarejo, que se repartieron las distintas parroquias.

Mieres, que durante muchísimos años vivió de la agricultura y de la ganadería, con una economía prácticamente de subsistencia, tuvo, dentro de sus límites geográficos, las principales vías de comunicación de Asturias con la meseta, y ello ya desde muy antiguo. En este sentido, hay que destacar la calzada romana, que parece fue hecha en tiempos de César Augusto. Muchos siglos más tarde, sobre tramos de la misma se trazarían futuras carreteras, como la que a finales del siglo XVIII proyectó Jovellanos a Castilla.

Esta importante red viaria, así como su progresivo mejoramiento, también fue debida, ya desde la Edad Media, a la circunstancia de que por Mieres discurriera un tramo muy principal de la ruta jacobea, siendo Mieres del Camino, su capital, quizá la única población asturiana cuyo nombre alude, ya desde muy antiguo, al Camino de Santiago.

Este desarrollo de las comunicaciones vino a coincidir, en el último tercio del siglo XVIII, con el descubrimiento del carbón en algunas zonas del concejo, como fue el caso de Brañanocedo, por encima de Santullano, dejándonos Jovellanos la noticia de que el mismo se estaba utilizando, por aquellas fechas, para fabricar la cal que se estaba empleando en la construcción del puente de Santullano.

No será, sin embargo, hasta el año 1.840 cuando podamos hablar del proceso de industrialización de la comarca, cuando la misma alcance altos vuelos. Y es que la presencia de yacimientos de hierro y de hulla en la zona, materias primas necesarias para alimentar los altos hornos, y de carbón, así como las abundantes aguas del rio Caudal, necesarias en toda la industria, y la posibilidad, más tarde, de la construcción del ferrocarril, fueron decisivas en este proceso. El auge que adquirieron la industria y la minería por aquellos años justificó la creación, en el año 1.855, de la Escuela de Capataces de Minas, establecida en Mieres del Camino, como así, también, la instalación en nuestro concejo de varias empresas extranjeras, principalmente inglesas, francesas y belgas.

El ferrocarril -de Lena a Gijón se abrió en el año 1.874 y el Vasco-Asturiano en el año 1906- contribuyó, de una manera decisiva, al progreso industrial y minero del concejo de Mieres, cuyo proceso culminaría en pleno siglo XX. Pero sería también a la sombra de esta industria donde la población de Mieres crecería a gran ritmo, así como los principales núcleos de población, transformando aquella forma de vida agrícola y ganadera, en la que tenían una gran importancia el clero y las casonas solariegas, en otra más acorde con los nuevos tiempos, que traerían mejoras en el nivel de vida, pero también otro tipo de injusticias, que motivarían importantes movimientos sociales sobre todo a lo largo del siglo XX.

Veinte años después son tantos los ámbitos donde empieza a despuntar la economía como los riesgos que acompañan al despegue. De la tradición a la modernidad, de lo público a lo privado, de lo grande a lo pequeño, el ajuste demográfico y el dinamismo empresarial son las bazas para el futuro. Pero la evolución nos permite ser optimistas:

Se ve la luz.

FIN DEL VIAJE

YO BOTANICOMi tiempo se acaba en este viaje pero no sin antes invitaros a visitar ASTURIAS cada uno de sus rincones tiene algo, innumerables bosques, rutas, paisajes que no os dejaran indiferentes, magia y que decir de sus gentes….

Yo como ASTURIANA y muy Orgullosa de ello lo llevo en la sangre, en mi corazón, podría haber nacido en cualquier otro sitio maravilloso de ESPAÑA o del mundo pero quiso el destino que naciera en el PARAÍSO.

“ASTURIAS PARAÍSO NATURAL”

Anuncios

4 comentarios en “UN PEDACITO DEL PARAÍSO… (parte I)

  1. Un paraíso que penetra el alma y corazón con mucha historia que siempre será un placer leerla en tus maravillosas entradas.
    Aprenderé mucho contigo y disfrutaré a través de ti de tus letras, tu tierra (parte mía) y su historia.
    Gracias por acercarnos un poco mas al paraíso!!!

    Me gusta

  2. José Cuevas dijo:

    Querida Luz, no olvides mi pueblín: Ujo. En él estuvo el primer asentamiento romano al mando del Centurión Cayo Supicio Úrsulo. Desde él dominaban con el campamento todos los valles. Aún queda la Iglesia Románica. Felicidades por este viaje por Asturias… de mis amors

    Me gusta

Tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s